NOTICIAS

El impecable debut literario de Meryem Alaoui nos ofrece en De la boca del caballo sale la verdad una colorida panorámica de la [...]

Dentro del proyecto de publicación de la obra completa de Annie Ernaux, Cabaret Voltarie presenta "Los armarios vacíos".

Los armarios [...]

Cabaret Voltarie presenta El insomnio, original thriller de fino humor negro, protagonizado por un guionista de cine tangerino. Escrito por el [...]


Síguenos    



imagen

Cabaret Voltarie presenta El Necrófilo. Recuperamos este clásico, uno de los textos más inquietantes de la literatura contemporánea, en una nueva traducción y con ilustraciones de la propia Gabrielle Wittkop.

Esta nueva traducción de El necrófilo a partir de la edición francesa revisada de 2006, con ilustraciones de la autora, nos introduce en una obra maestra de la literatura francesa.

A Lucien N., anticuario en París, le gusta poseer cadáveres arrancados de su sepultura. En forma de diario íntimo, este coleccionista macabro destila la historia de sus amores necrófilos. A lo largo de las páginas, el inquietante esteta nos arrastra en este infernal ballet amoroso, proyectándonos contra la piel satinada de los muertos de sexo glacial, entre los aromas a flores marchitas, bómbice, cirios e incienso, donde se desahoga su profunda soledad.

Como en los mejores escritos de Edgar Allan Poe o Baudelaire, la prosa de Wittkop va mucho más allá del mero terror gótico para explorar la melancolía en las profundidades más solitarias de la condición humana, obligando a los lectores a confrontar su propia mortalidad con una intimidad sin precedentes.

«Hay un continente indómito, egoísta, despiadado, y a él pertenece Gabrielle Wittkop, autora francoalemana que dedicó media vida a buscar un personaje que encajara perfectamente en aquellas tierras y sólo se encontró a sí misma»
Ángela Molina, El País, Babelia

«Llega a las librerías El necrófilo, una maquinaria de orfebrería literaria, tan breve como maravillosa. No se la pierdan»
Fco. Martínez Hidalgo, Fantasy mundo

«Uno respira ante libros tan provocativos y tan bellos como este en tiempos emboscados, tan correctos, tan vacantes, se agradece la osamenta, pero también el aroma de esta historia»
Esther Peñas, Solidaridad digital