NOTICIAS

Cabaret Voltaire publica Reino animal de Jean-Baptsite Del Amo. Premio Livre Inter 2017.

Reino animal reconstruye, [...]

Cabaret Voltaire publica Évariste la segunda novela de François-Henri Désérable.

A los quince años, [...]

Cabaret Voltaire publica No he salido de mi noche, emocionante relato de Annie Ernaux sobre la enfermedad de Alzheimer sufrida por su [...]


Síguenos    



Autores
Felicidad Blanc
(Madrid, 1913 - San Sebastián, 1990)

PRENSA

Nos dice la leyenda piadosa que toda buena madre se sacrifica por su hijo. El sacrificio risueño y desdichado, autodestructivo y tal vez desolador del otro, en cualquier caso, honestamente entregado y estoicamente asumido hasta el fin, fue otra de las actuaciones en que Felicidad Blanc supo ser original y apasionada hasta la extravagancia. Vicente Molina Foix/ El País

leer artículo completo

Felicidad Blanc es nostalgia, sobre todo, de lo que no fue: «He buscado escribiendo mis memorias, la identidad perdida. Volver a ser Felicidad Blanc, más allá de ese nombre de viuda de Panero que llevo conmigo. Y más allá también de la incompleta figura que muestro en El desencanto. El libro me enseñó cómo soy. Y a los que me rodean, cómo los veo. No trato, ni he tratado nunca, de atacar a nadie.» Rosa María Pereda/ El País

leer entrevista completa

 

Felicidad Blanc

Felicidad Blanc y Bergnes de Las Casas nació en una familia de la burguesía madrileña en 1913. Su padre, José Blanc Fortacín, era médico en el Hospital de La Princesa de Madrid. Su madre, Felicidad Bergnes de Las Casas Palacín, era nieta del ilustre helenista y editor Antonio Bergnes de Las Casas, rector de la Universidad de Barcelona y senador. En 1941 Felicidad contrajo matrimonio con el poeta Leopoldo Panero (1909-1962), con el que tuvo tres hijos: Juan Luis Panero (1942-2013), Leopoldo María Panero (1948-2014) y José Moisés, Michi Panero (1951-2004), los dos primeros, poetas como su padre, y el tercero, intelectual y figura ligada a la movida madrileña. Felicidad publicó en los años cincuenta varios relatos breves con muy buena acogida de la crítica, pero no tardó en abandonar su carrera literaria al no sentirse apoyada por su marido, quedando relegada a la figura de esposa y madre. Participó, junto a sus hijos, en la película documental de Jaime Chávarri, El desencanto. Falleció en San Sebastián el 30 de octubre de 1990.