NOTICIAS

Cabaret Voltaire publica Sexo y mentiras, el último libro de Leila Slimani, autora de Canción dulce, premio Goncourt [...]

Cabaret Voltaire publica Reino animal de Jean-Baptsite Del Amo. Premio Livre Inter 2017.

Reino animal reconstruye, [...]

Cabaret Voltaire publica Évariste la segunda novela de François-Henri Désérable.

A los quince años, [...]


Síguenos    



imagen

Cabaret Voltaire publica Sexo y mentiras, el último libro de Leila Slimani, autora de Canción dulce, premio Goncourt 2016.

Convencida de que los derechos sexuales forman partede los derechos humanos, Leila Slimani muestra, en este comprometido libro de testimonios, cómo la sexualidad es un poderoso medio de control político.

«Una mujer cuyo cuerpo se somete al control social no puede cumplir plenamente su papel de ciudadana.»

Sexo y mentiras es la voz, fuerte y sincera, de una juventud marroquí que vive amordazada, en una sociedad donde el sexo se consume como mercancía. Desde la infancia, a chicas y chicos se les educa inculcándoles una cohibición y una vergüenza que les marcará toda su vida. La mentira es la norma con tal de que el honor, la virginidad y las apariencias sean salvadas. En Marruecos, esta inmensa miseria sexual es utilizada como herramienta de sumisión; la ley castiga y proscribe toda relación sexual fuera del matrimonio.

Las mujeres con las que Leila Slimani se entrevista le confiaron sin tapujos su vida sexual. La inmensa mayoría intentan liberarse, en un combate íntimo, desgarrador. Frente a la hipocresía social, las jóvenes sólo tienen una alternativa: virgen o esposa.

imagen

Cabaret Voltaire publica Reino animal de Jean-Baptsite Del Amo. Premio Livre Inter 2017.

Reino animal reconstruye, a lo largo del siglo XX, la historia de una explotación familiar dedicada a la cría de cerdos. En este entorno dominado por la omnipresencia de los animales, cinco generaciones pasan por el cataclismo de la guerra, los desastres económicos y la aparición de la violencia industrial, reflejo de una violencia ancestral. ¿Podrán la infancia —refugio de la inocencia de los niños de la saga— y la incorruptible libertad de los animales formar un bastión contra la locura de los hombres?

Reino animal es una gran novela sobre la deriva de una humanidad empeñada en dominar la naturaleza, que, en este despiadado combate, revela toda su brutalidad y su miseria.

imagen

Cabaret Voltaire publica Évariste la segunda novela de François-Henri Désérable.

A los quince años, Évariste Galois descubre las matemáticas; a los dieciocho, las revoluciona; a los veinte, muere en un duelo. Trató a Raspail, a Nerval, a Dumas, a Cauchy; vivió la Revolución de 1830; conoció la cárcel, el milagro de la última noche, el amor; y murió al alba en el claro de un bosque. Este es el relato de esa vida fulgurante, de ese crescendo atormentado al compás de furiosas pasiones. Se ha dicho de Galois que fue a las matemáticas lo que Rimbaud a la poesía.

«He hecho algunos descubrimientos relacionados con el análisis. Unos, conciernen a la teoría de ecuaciones; otros, a las funciones integrales. Espero que alguien saque provecho descifrando todo este galimatías.» Testamento matemático de Évariste Galois

imagen

Cabaret Voltaire publica No he salido de mi noche, emocionante relato de Annie Ernaux sobre la enfermedad de Alzheimer sufrida por su madre.

«Mi madre sufrió la enfermedad de Alzheimer a principios de los años 80. Finalmente tuve que ingresarla en una residencia de ancianos. Siempre que volvía de mis visitas, necesitaba escribir sobre ella, sobre su cuerpo, sus palabras, el lugar donde se encontraba. No sabía que aquel periodo me conduciría hacia su muerte, en 1986.»

«No he salido de mi noche» son las últimas palabras escritas por la madre de Annie Ernaux. Contienen todo el dolor de una mujer en el comienzo de su enfermedad y simbolizan el largo y doloroso trayecto que se anuncia para el enfermo de Alzheimer y su familia.

«Al hacer públicas estas páginas, las revelo tal y como fueron escritas, fruto del estupor y el trastorno que entonces sentía yo. No he querido modificar nada al transcribir aquellos momentos en que me quedaba junto a ella, fuera del tiempo, de todo pensamiento. Había dejado de ser la mujer que había conocido, que velaba por mi vida, y sin embargo, bajo ese rostro inhumano, por su voz, sus gestos, su risa, era mi madre, más que nunca.»